24 febrero, 2017

El PPC consigue que el Gobierno incremente la dotación para el Plan Integral de Urgencias de Cataluña



  • La diputada Marisa Xandri celebra la aprobación de una moción del PPC que tiene por objetivo aliviar las tensiones que sufren los servicios de urgencias hospitalarios
  • La moción obliga al Gobierno a fijarse el objetivo de que ningún ciudadano permanezca más de 24 horas en las dependencias de urgencias

23 de febrero 2017.- La diputada del Partido Popular Catalán Marisa Xandri ha celebrado hoy la aprobación de una moción del PPC que supone forzar al Gobierno de la Generalidad a incrementar la dotación económica del Plan Integral de Urgencias de Cataluña para aliviar las tensiones que sufren los servicios de urgencias hospitalarios. En concreto, el Gobierno está obligado a fijarse el objetivo de que ningún ciudadano permanezca más de 24 horas en las dependencias de urgencias, siempre y cuando las circunstancias médicas no aconsejen un plazo diferente.

Xandri ha destacado que el Gobierno deberá garantizar el refuerzo para que la dotación de personal que atiende el servicio de consulta telefónica 061, permita atender, en todo momento, el incremento de consultas derivado de la campaña «Crees que tienes que ir a urgencias? Llama al 061 ». Sin embargo deberá reforzar los servicios de urgencias de los centros de atención primaria para que pueda absorber parte de las urgencias que se dirigen a los centros hospitalarios.

La diputada ha destacado que gracias a la moción del PPC, el Gobierno deberá dotar con urgencia con los recursos humanos y materiales necesarios para que, en caso de necesidad, las camas que permanecen sin servicio en los centros hospitalarios puedan ser utilizados, y así aligerar el número de pacientes que, a los servicios de urgencias, pasan días esperando camas de ingreso.

Por último, la Generalitat deberá presentar, en el plazo de 3 meses y en el marco del Plan Nacional de Urgencias, un plan de acción y de implementación de las medidas necesarias que permitan disponer de una red de atención urgente a la ciudadanía que contemple todos los recursos sanitarios disponibles, entre los que el papel de las oficinas de farmacia y sus profesionales; la dotación de los centros de atención primaria y de los centros de urgencias de atención primaria tanto en recursos humanos como en horarios; el dimensionamiento adecuado, tanto en cuanto a espacios como personal, de los servicios de urgencias de los centros hospitalarios; la dotación de camas en los centros hospitalarios que permitan un drenaje adecuado entre los servicios de urgencias y la hospitalización tanto de agudos como de sociosanitarios.

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!